"Por un Mazatlán mas limpio para nuestros hijos"

 

La basura se crea al mezclar los residuos sólidos orgánicos e inorgánicos, porque esto impide el reciclaje. Si evitamos revolver los residuos, todos podemos contribuir a reducir la basura.

En Mazatlán todos los días tiramos 600 000 kilos de basura que se entierran en el  basurón que no es otra cosa mas que un agujero lleno de basura que contamina el suelo, el aire y el agua, produce malos olores, animales nocivos y enfermedades.

¿Cuántos agujeros queremos heredar a nuestros hijos?

Si en nuestra casa es donde producimos la basura, por consiguiente es en nuestra casa donde debemos empezar a resolver este problema que nos afecta a todos.

Por tus hijos, haz un esfuerzo y no produzcas tanta basura.

Más de 200 000 kilos de la basura que tiramos cada día son productos que se deben reciclar para evitar el consumo masivo de los recursos naturales del planeta.

El primer paso en nuestra ayuda diaria por la conservación del medio ambiente lo podemos dar separando la  basura en nuestros hogares.

Súmate a un esfuerzo ciudadano por un Mazatlán limpio.

¿Sabes que es un Lixiviado?

 

El lixiviado es el líquido producido cuando el agua percola a través de cualquier material permeable. Puede contener tanto materia en suspensión como disuelta, generalmente se da en ambos casos. Este líquido es más comúnmente hallado o asociado a rellenos sanitarios, en donde, como resultado de las lluvias percolando a través de los desechos sólidos y reaccionando con los productos de descomposición, químicos, y otros compuestos, es producido el lixiviado. Si el relleno sanitario no tiene sistema de recogida de lixiviados, éstos pueden alcanzar las aguas subterráneas y causar, como resultado, problemas medioambientales o de salud. Típicamente, el lixiviado es anóxico, ácido, rico en ácidos orgánicos, iones sulfato y con altas concentraciones de iones metálicos comunes, especialmente hierro. El lixiviado tiene un olor bien característico, difícil de ser confundido y olvidado.
Los peligros de los lixiviados, son debidos a altas concentraciones de contaminantes orgánicos y nitrógeno amoniacal. Microorganismos patógenos y sustancias tóxicas que pueden estar presentes, son a menudo citadas como las más importantes, pero el contenido de microorganismos patógenos se reduce rápidamente en el tiempo en los rellenos sanitarios, aplicándose esto último al lixiviado fresco.