"Por un Mazatlán mas limpio para nuestros hijos"

Separado No es Basura es una Organización de la Sociedad Civil que desde 2005 estableció en Mazatlán un proyecto de separación de residuos sólidos domésticos para evitar que productos reciclables se conviertan en basura, promoviendo la responsabilidad ambiental ciudadana a través de proyectos escolares y de la instalación y manejo de un centro de acopio de residuos sólidos domésticos.

 

TE INVITAMOS A CONOCERNOS.

 

La suposición de que la Tierra era “infinita” y que se podían consumir sin límite de los recursos que ésta ofrecía, hizo que nunca tomáramos en cuenta   la velocidad de regeneración de los recursos naturales, ni los trastornos que su desaparición podrían ocasionar, ni su capacidad para asimilar nuestros desechos, ni el equilibrio en el que se encuentran los ecosistemas, que es dinámico y en el que todos los participantes de la cadena de flujos de energía y materia tienen un papel que jugar, incluido el ser humano.

 

La respuesta de la Tierra a estas agresiones no se dejó esperar, reflejándose en el cambio climático, el adelgazamiento y agujeros de la capa de ozono, la desertificación, la pérdida de la biodiversidad, contaminación y escasez de agua, etc. invitando a la humanidad a hacerse un cuestionamiento serio y establecer a compromisos que permitan frenar, disminuir y reparar el daño hecho.

 

La degradación ambiental en México es una realidad cuyas expresiones se encuentran en todas las regiones; sus niveles han alcanzado signos de gravedad en numerosas áreas, afectando la potencialidad del desarrollo económico nacional y la calidad de vida de la mayoría de los mexicanos.

 

Uno de los factores que provoca esta gran crisis ambiental, se debe a la generación cada vez mayor de residuos sólidos y su inadecuado tratamiento, porque están tirados en caminos, barrancas, ríos, mares, lagos y, en el mejor de los casos, enterrados en la corteza terrestre.

 

Al mezclar los diferentes tipos de residuos sólidos (alimentos, papel, vidrio, metal, plástico, etc.) se genera la basura, lo que en grandes acumulaciones produce cantidades importantes de metano y otros contaminantes.

 

El grave problema en México respecto a la basura, es que la producción de ésta aumenta progresivamente debido a una cultura de “usar y tirar”, en la que no se toma en cuenta la posibilidad de disminuir nuestros consumos, reciclar o reutilizar los residuos. Tal realidad, ocasiona que todos los desechos de la ciudadanía vayan a parar a tiraderos o a rellenos sanitarios, que en su mayoría, no cumplen con la normatividad necesaria para disminuir su impacto al ambiente, convirtiéndose así en enormes focos de contaminación que permanecerán ahí por años.

 

        Para frenar este gran daño ambiental que TODOS producimos, es necesario que cada persona se responsabilice de su consumo, del manejo de sus residuos e inicie con la separación de los mismos.